Me veo con el interés de crear esta página para dar un poco de luz a uno de los errores frecuentes que veo en el mundo del Tarot: asocian a los planetas marte ó urano, o su combinación por aspecto astrológico, con el arcano 16 del Tarot, la Torre. El 16 es un número de aire pero que tiene en contra los números 6 y 7 nocturnos, es decir, el elemento agua de los signos Escorpio y piscis. El número 16 suma 7 y es como el arcano del carro (7) pero invertido.

Una mente (1) poco centrada (6) causa cambios y en el peor de los casos, accidentes y tragedias (7). 
Neptuno y el arcano de la torre comparten algo en común, el cambio, a veces doloroso, que trae a nuestras vidas.

El número 7 nocturno y el 16 de la torre estan asociados a neptuno que tiene un gran simbolismo, es otro de los grandes maestros en nuestra vida junto a saturno, Urano y Plutón. Si vamos poco despiertos o muy confiados por la vida, el cambio nos llama a la puerta para aprender alguna lección.

En mitología, Neptuno (el dios Poseidón en griego) es hermano de Zeus, y dueño de la grandeza del mar y los seres que en él viven. Es señor de los maremotos, tormentas y terremotos. Es un dios de gran poder, pues con su «tridente» puede desatar tempestades (con fuertes rayos) y hacer brotar fuentes de las rocas.  Jupiter, su hermano y dios supremo, era también el Dios de los rayos y los truenos y con esta arma ejercía su autoridad.
En el tarot mítico, vemos a Neptuno con su tridente en el arcano de la torre, la figura mas sensata que he visto en un Tarot.
                                

La torre (16) es el arcano opuesto a lo que significa el número 7 (el carro del tarot y la influencia benéfica de jupiter). 
La torre se vincula al aspecto material o mental (de venus-6, el enamorado) puesto a  prueba (1, el mago) para aprender que nada es estático y todo está sujeto al cambio (1+6=7). Es el carro invertido, el dios Neptuno que nos trae  el cambio en un carro con dos peces, en vez de dos caballos.

    ES LO MISMO…

Neptuno en Astrología se relaciona con los sueños, los ideales elevados e inalcanzables, con la imaginación y la fantasia, el enamoramiento, la fascinación, los deseos, intuiciones, sensaciones indescriptibles… Y también está relacionado con lo esotérico, con el silencio, con la espiritualidad, con lo invisible pero que existe, con la inspiración, con el bohemio, con la estetica y el arte, el misticismo, el inconsciente colectivo, lo opuesto al yo (personas, colectivos o cosas), la entrega, el amor incondicional, la mediumnidad..etc 

En su vertiente negativa con el loco, lo surrealista e irreal, el engaño o autoengaño, las utopías…etc.
Predispone a tener facultades y experiencias extrasensoriales. Es el regente de Piscis.

Las personas que tienen un Neptuno dominante en su carta natal pueden tener una vida difusa y errante, ya que puede costarles poner los pies en la realidad. Pero pueden usar el romanticismo, la espiritualidad, la bondad, la compasión, la solidaridad con los más débiles, la intuición y la imaginación. El corazón es más fuerte que el intelecto en estas personas.

Es el planeta del artista, de aquella persona sensible y atraida por cualquier tipo de arte (musica, baile, pintura..etc).
Pero un Neptuno negativo es sumamente peligroso, ya que empuja a olvidarse de uno mismo, al sacrificio continuo, al apego a cosas o personas (dependencias), a entregar sin medida a los demás, a confundir la fantasía con la realidad, a las adicciones, a la autodestrucción, a la incapacidad de soportar las responsabilidades y en resumen a una vida que podría llevarnos al caos.
Estas personas no toleran la realidad ni la consiguen manejar adecuadamente. Muchas veces por su incapacidad para relacionarse adecuadamente viven en una especie de «jaula» por lo que harán lo posible por vivir fuera de ella con escapes como las drogas, alcohol, fármacos o cualquier filosofía destructiva.
También en sus relaciones pueden experimentar grandes sufrimientos porque ponen a las otras personas muchas veces en un pedestal u otorgándoles cualidades inexistentes. Al final el autoengaño les pasa factura. Muchas veces necesitan ir de salvadores o ser salvados, convirtiéndose entonces en victimas o mártires (pueden unirse a personas que tengan adicciones o comportamientos destructivos y nocivos y dejarse arrastrar por ellas).
El arcano 16 de la Torre o MAISON DIEU (LA CASA DE DIOS) hace referencia al dios neptuno con su rayo justiciero y la figura de la Torre a la Casa 12 astrológica.
Esta torre muchas veces hace referencia a los sitios de encierro (casa 12) como hospitales, cárceles, conventos…etc.

Es Ia torre de la ambición erigida sobre falsas promesas (neptuno). Está construida con los ladrillos del pensamiento tradicional racial y del ejercicio indebido de la voluntad personal. De la Torre cae la corona del pensamiento (libra) materialista (venus/tauro/número 6). 

 La Torre representa el cuerpo del hombre. Las Ideas falsas y los viejos patrones tienen que abandonarse para evitar acontecimientos catastróficos o mala salud (casa 12 / neptuno). El rayo que cae sobre la corona (cabeza) indica la iluminación mental, la luz y la nueva información que cambia nuestras vidas. Las figuras que caen son el hombre (conciencia de sí) y la mujer (subconsciente). Éstas son viejas ideas que se arrojan fuera del cuerpo para dejar espacio a nuevos discernimientos.

Neptuno es considerado el gran planeta del cambio junto a urano y plutón. Este arcano de la Torre al igual que el Neptuno astrológico siempre es indicador de un cambio. A veces se trata de un cambio repentino o inesperado que nos perturba pero otras veces simplemente indica que algo está cambiando. Alguna cuestión de nuestra vida, nosotros mismos o alguien necesita revisión porque se está derrumbando como una torre vieja. Las aguas de neptuno en principio parecen tranquilas pero si miramos bien en el fondo podría haber tiburones.

Cuando aparece el 16 en el dia de nacimiento o de destino de una persona indica que ésta sufrirá desilusiones, perdidas, encierros, adicciones o algun problema grave de salud asociado por tradicción a la casa 12 astrológica.

Como pasa con neptuno, la manera en que respondemos a este arcano, señala cómo afrontamos el cambio. 

Si eres capaz de reconocer que el cambio es necesario y lo vives con fe en el futuro, los daños serán de escasa cuantía. Pero si intentas oponerte al terremoto, luchar contra él, su fuerza te derribará y, como los. personajes de la carta, caerás de la Torre, no importa lo rico o poderoso que seas.

ANGEL MIÑAMBRES