Los malos aspectos planetarios en un horóscopo (igual que  los positivos) influyen en las casas más de lo que pensamos.

En el artículo anterior ya dije que los diferentes aspectos planetarios se asocian a signos zodiacales.

Vamos a repasar un poco esta asociación partiendo del grado cero de aries en un horóscopo en reposo.

Los diferentes aspectos planetarios resultan de la división del circulo (360 grados) entre un número del 1 al 12. Los diferentes aspectos surgen de una distancia determinada entre planetas.
La conjunción entre dos o más planetas no es otra cosa que la unión de dos o más planetas cuando no están separados entre sí más de 12 grados aprox. Partiendo del grado cero de aries que vemos en la rueda eso sucedería dentro del signo de Aries y por tanto este aspecto de conjunción se relaciona con este signo, aries.


El semisextil es el segundo aspecto más pequeño y  se forma cuando dos o más planetas están a una distancia de 30 grados entre ellos. Partiendo del grado cero de aries se corresponde con el grado cero de tauro y por tanto este aspecto se relaciona con el signo de Tauro cuando es creciente o de ida, es decir, cuando el planeta mas rápido se separa del planeta lento y se dirige  hacia la oposición con el.

Si el planeta rápido se dirige hacia la conjunción con el planeta lento y les vemos a una distancia de 30 grados el semisextil decimos que es menguante o de vuelta y se asocia con el grado cero de piscis, con este signo anterior a aries.


Viendo este último ejemplo me voy a centrar en los aspectos negativos y su influencia en una carta:


La semicuadratura se forma cuando dos o más planetas están a una distancia de 45 grados entre ellos. Partiendo del grado cero de aries se corresponde con el grado 15 de tauro y por tanto este aspecto se relaciona con el signo de Tauro cuando es creciente o de ida, es decir, cuando el planeta mas rápido se separa del planeta lento y se dirige  hacia la oposición con el.Si el planeta rápido se dirige hacia la conjunción con el planeta lento y les vemos a una distancia de 45 grados la semicuadratura decimos que es menguante o de vuelta y se asocia con el grado 15 de acuario.


La cuadratura se forma cuando dos o más planetas están a una distancia de 90 grados entre ellos. Partiendo del grado cero de aries se corresponde con el grado cero de cancer y por tanto este aspecto se relaciona con el signo de cancer cuando es creciente o de ida, es decir, cuando el planeta mas rápido se separa del planeta lento y se dirige  hacia la oposición con el. 
Este aspecto igual que la semicuadratura provoca tensión pero en la cuadratura creciente la tensión es emocional y provoca dolor por estar relacionada con cáncer, un signo de agua.
Si el planeta rápido se dirige hacia la conjunción con el planeta lento y les vemos a una distancia de 90 grados decimos que la cuadratura es menguante o de vuelta y se asocia con el grado cero de capricornio, con este signo. La tensión que se crea con estos aspectos menguantes son causados por la falta de sentido común, por la ideología, por los actos tangibles y nefastos que se hacen en el mundo material o práctico (capricornio). Las personas que ponen mucho corazón o emoción en sus actos les falta sentido común y responsabilidad (capricornio) y esto acaba pasándoles factura en un trabajo, en una relación íntima o en su cuenta bancaria. Este tipo de personas suelen tener cuadraturas menguantes.


La sesquicuadratura se forma cuando dos o más planetas están a una distancia de 135 grados entre ellos. Partiendo del grado cero de aries se corresponde con el grado 15 de leo y por tanto este aspecto se relaciona con el signo de leo cuando es creciente o de ida, es decir, cuando el planeta mas rápido se separa del planeta lento y se dirige  hacia la oposición con el. 
Si el planeta rápido se dirige hacia la conjunción con el planeta lento y les vemos a una distancia de 135 grados decimos que la sesquicuadratura es menguante o de vuelta y se asocia con el grado 15 de escorpio , con este signo.


€..Y cómo afectan estos aspectos negativos a las casas?

Si, por ejemplo, observamos en un horóscopo alguna sesquicuadratura creciente entre dos planetas inmediatamente nos fijaremos en la casa que contiene a Leo en su interior o en la cúspide. Y también en aquella casa que aparece el sol.
Esas casas mostrarán dificultades seguramente por el carácter o el comportamiento del propio individuo (sol). En esas áreas el individuo puede mostrar falta de brillo, de autoestima, de salud o que tenga dificultades  que obstaculicen su buena presencia ante los demas. En esas áreas puede mostrar los rasgos negativos de un sol debilitado o del signo Leo como son el orgullo, la obstinación, arrogancia, autoritarismo, inacción…etc.

Pero también es cierto que en éstas áreas existe la posibilidad de brillar o destacar como el sol, haciendo consciente y cambiando esas características negativas.

El trigono creciente o de ida es considerado por la tradición como benéfico y en un horóscopo se relaciona con el grado cero de leo (signo de Leo) partiendo desde el cero de aries.

Si en el horóscopo existe entre dos o más planetas un trígono (120 grados de separación) creciente o de ida (cuando el planeta rápido se separa del lento y se dirige hacia la oposición con el) la casa con el sol o el signo de Leo en la cúspide, o en su interior, va a brillar. El trígono creciente puede hacer brillar y/o destacar mucho al individuo en esas áreas donde se encuentra el signo de Leo y el sol.