Siempre se dice que escorpio es un signo fascinado por temas como el ocultismo, la muerte o las terapias que transforman..

También se dice que capricornio tiene debilidad por las profesiones de ciencias o aquellas donde demuestran liderazgo o autoridad.

Pero hay una especialidad o cualidad que poseen (sobre todo en sus profesiones) y que muchas personas desconocen cuando hablamos de estos dos signos. Incluso muchas personas que tienen destacado alguno de estos dos signos en sus horóscopos no son conscientes de esa cualidad o especialidad que poseen.

Su especialidad, talento o cualidad es la impostura.

La palabra impostura deriva de la palabra impostor y según el diccionario, impostura es el engaño, o la capacidad para engañar, con apariencia de verdad.

Si observais estadísticas muchos políticos, actores y actrices de gran renombre internacional tienen el sol en estos dos signos…. o estos dos signos resaltan en sus horóscopos.

Plutón y saturno, regentes de estos dos signos, son el reflejo del poder pero tienen la capacidad de esconderse y engañar mostrando una imagen poco real.

Aquellas personas que tienen a plutón o a saturno en su casa 1 o cerca del ascendente muestran una imagen fuerte y de seguridad hacia el exterior pero en su interior la inseguridad, las dudas o incluso el sufrimiento muchas veces están presentes. Ahí está el engaño. Te muestran una cara que no es real. Algo parecido a lo que también hace neptuno.

Me estoy acordando de la actriz Vivien Leigh, de sol en escorpio, con esa carita de niña inocente y pícara en la película «Lo que el viento se llevó». Enamoraba al público con su sonrisa pero en realidad tenia trastorno bipolar y pasó temporadas en centros de salud mental.

Con esto no quiero decir que todas las personas con el sol en escorpio o el sol en capricornio (o estos signos destacados en sus horóscopos) esconden al diablo pero la mayoría si tienen una capacidad innata (e inconsciente muchas veces) para engañarnos. Y por supuesto hay diferentes niveles, unos lo hacen mas que otros…

En ocasiones nos encontramos a personas de estos signos que en realidad son un encanto, en el trabajo y en la intimidad (pero la impostura siempre está latente).

Escorpio y capricornio son dos signos que se relacionan en numerología / eneagrama con el número 3… Este número tiene relación con la emperatriz del tarot que lleva un aguila en el escudo, simbolo de escorpio, y la vara de mando símbolo de saturno y/o capricornio…

Las reinas igual que las grandes actrices son humanas y no hay que ser muy listo para darse cuenta que muchas veces no les gusta su origen (les mandaron mensajes desde la infancia de que valían por lo que hacían y no por lo que eran) y ese teatro o imagen bonita que muestran de simpatía y exquisita educación, con sus vestidos y joyas maravillosas no es lo que usan verdaderamente en la intimidad. El egocentrismo o estallidos emocionales, asi como las puñaladas por la espalda pueden ser otros de sus malos atributos reales.

La falta de humildad en algunos de ellos (que es la falta de aceptación de la realidad personal, de lo que es), puede ser tan abismal que no se vean merecedores de los triunfos o éxitos cosechados y la sensación de naufragio en un mar de «sin sentido», de caos, de confusión y de pereza les inclina hacia comportamientos evasivos o destructivos como adicciones a sustancias tanto fisicas como emocionales (y aquí entraría neptuno en escena).

Son dos signos grandes y poderosos, capricornio y escorpio, pero a veces pagan un alto precio por ello….