Cuando una persona brilla en cualquier terreno laboral y ha realizado grandes descubrimientos o su trabajo destaca del resto, es frecuente que  personas cercanas saquen a la luz ese maldito defecto que todos conocemos como la envidia.

Es facil detectar la envidia si una persona está dispuesta a escuchar y a ver. El envidioso jamás hablará sobre tu trabajo o sobre lo que tu realizas. Simplemente te rechaza o se pondrá a decir cosas sobre tu carácter o tu personalidad para infravalorarte. No dispone de otra arma. No puede hablar de tu trabajo porque tu trabajo interiormente le encanta, lo desea y lo envidia. Su única arma es hablar mal de ti como persona delante de otros.

Dirán:  El o ella es desagradable, esta enfermo/a, es agresivo/a, no sabe hablar..etc…. Ese es el único arma que tiene el envidioso o envidiosa si tu brillas. Y casi siempre utiliza también el insulto para anularte pero recuerda nuevamente que no hablará nunca de la calidad de tu trabajo o de aquello que realizas. Y asi es como pretende manipular a los demás a través de su envidia.

Como la envidia tiene un componente de manipulación es frecuente que aparezca en personas con un plutón poderoso. Podreis ver su plutón en el ascendente o angular , otras veces a plutón natal en la casa 3 o a plutón en aspecto a mercurio.

Otras veces, mercurio (o el planeta regente del signo donde se encuentra mercurio natal) puede aparecer en signos de agua: escorpio, piscis o cancer y así manifestar la envidia. Los signos de agua y los planetas que están situados en signos de agua son muy subjetivos e inconscientes y el mercurio de un individuo en estos signos “piensa o habla” según como le afectan emocionalmente cosas o personas. Y es facil detectar en ellos la manipulación que quieren ejercer en otros como consecuencia de la envidia “que sienten”.

Si un mercurio en un signo de agua tiene delante a una persona muy sabia pero esa persona no le hace “sentir bien o le hace sentir inferior” entonces jamás expresará atributos positivos sobre esa persona en público o jamás le expresará, al individuo en cuestión, ningún halago o reconocimiento a su trabajo. Lo mas probable es que le critique o hable mal de él como persona, eso si es lo mas probable.

También saturno es el planeta clásico que habla acerca de la envidia. Saturno siempre representa nuestras vulnerabilidades, nuestros miedos y nuestros complejos mas íntimos.

Saturno con su simbolismo y su ambición nos recuerda siempre que se puede aspirar a algo mejor y en su camino de vida muchas veces las personas “saturninas” envidian lo que otros tienen o lo que otros hacen porque ellas mismas se ven incapaces de tenerlo o de hacerlo. Y recuerden, como siempre, que estas personas jamás hablarán de tu buen trabajo o de tus buenas realizaciones porque les encanta interiormente, las admiran o lo ENVIDIAN. Pero, sin embargo, si hablarán mal de ti. Esa es la diferencia.

Por tanto hay otro tipo de personas que suelen ser envidiosas y que las vemos con saturno en el ascendente o en alguna posición prominente. Decían que Hitler envidiaba a los judíos y todo lo que hizo contra ellos fue producto de su envidia y me lo creo con su saturno en casa 10 muy mal aspectado y en exilio.

Saturno, en el envidioso o envidiosa, suele estar fatalmente aspectado o en un signo pésimo. Alguna vez pude ver un gran stellium de planetas en capricornio en alguien con este grave defecto. La raíz del envidioso o envidiosa suele ser la falta de valoración personal y de autoestima. Se siente bien , superior al otro o quizás encuentra la paz cuando critica o habla mal de la persona objeto de su envidia.

Pero, nuevamente repito,  este individuo jamás hablará mal de tu trabajo porque no tiene argumentos para hacerlo o porque le encanta en realidad.

Cuando marte y plutón forman algún aspecto importante en el cielo como la conjunción, la cuadratura o la oposición (como está ocurriendo actualmente en el signo de capricornio/mayo 2018) lo mejor es alejarse de ciertas personas y lo mismo aconsejo con saturno haciendo malos aspectos en el cielo…