Las abuelas son muy sabias. Decía mi abuela que “todo con exceso es malo” y  tenía mucha razón. Y pienso que lo mismo ocurre cuando algo falta, sobre todo en Astrología.

En algunas cocinas hay demasiada carne y en otras cocinas demasiada lechuga. En un horóscopo pasa lo mismo. La verdad es que todo horóscopo presenta desequilibrios con necesidad de corregir. Hay 12 signos y solamente 10 planetas y siempre algun ajuste se hace necesario.

Por ejemplo, en todo horóscopo siempre hay un signo dominante y otro debil.  La posición general de los planetas siempre señala un elemento y una cualidad dominantes o que sobresalen pero también la carencia. Si en un horóscopo abunda el elemento fuego y la cualidad cardinal entonces el signo de aries estará enfatizado en la persona pero si en un horóscopo nos falta, en general,  el elemento tierra y la cualidad fija entonces estará debil el signo de tauro, el signo fijo y de tierra.

Con las casas astrológicas ocurre lo mismo. Si una persona tiene una casa 7 muy poblada de planetas ese área de la vida estará enfatizado o se le prestará mucha atención pero si una casa se encuentra vacía de planetas quizás tengamos sorpresas o asuntos relacionados con ella para que le prestemos mas atención.
Lo mismo pasa con los aspectos en astrología. Podemos encontrarnos un horóscopo con un aspecto dominante o debil. Podemos encontrar, por ejemplo, muchas conjunciones o ninguna.

Voy a repasar un poco los aspectos.

Si dividimos la circunferencia con 360º entre 12 números entonces nos salen 12 tipos distintos de aspectos.

Se dice por tradición que los aspectos pueden ser de 6 tipos:

Hay aspectos mayores, menores, crecientes, menguantes, separativos y aplicativos.

De los aspectos aplicativos y separativos no voy a mencionar nada.

Los aspectos mayores son la conjunción, el sextil, el trigono, la cuadratura y la oposición. En este apartado incluyo el Quincuncio, aunque otros astrólogos no estén de acuerdo conmigo. Y los aspectos menores se dice que son todos los demás.
Kepler, el gran matemático, astrónomo y astrólogo, fue el precursor de estos aspectos menores y fue rechazado por la mayoria de astrólogos de su época. A los genios e inventores siempre les pasa lo mismo, son rechazados.
Esta diferenciación entre aspectos mayores y menores es algo que nunca he entendido bien porque un aspecto de 40º entre planetas (un novil),  puede ser mas revelador, en ocasiones, que un trigono.

Los aspectos hemos dicho que pueden ser crecientes o de ida (cuando el planeta rápido de movimiento hizo conjunción justo antes del nacimiento con el planeta lento) o menguantes o de vuelta (cuando el planeta rápido de movimiento  hizo oposición justo antes del nacimiento con el planeta lento).
Por esta regla podemos afirmar entonces que no es lo mismo, por ejemplo, una cuadratura creciente que una cuadratura menguante. La cuadratura creciente, como su nombre indica, crece mas en la tensión o en la emoción que nos provoca. La cuadratura creciente es un aspecto que hacía el planeta mas rápido cuando estaba dirigiéndose (creciendo) hacia la oposición  con el planeta mas lento de movimiento. Si un planeta rápido de movimiento está creciendo o dirigiéndose hacia la oposición con un planeta mas lento entonces el aspecto nos afecta de un modo mas personal o social. Los aspectos crecientes se relacionan con:

Los signos personales (aries/conjunción, tauro/semisextil, novil, decil, semicuadratura y septil crecientes, geminis/sextil y quintil crecientes y cancer/ cuadratura creciente) y también con los signos sociales (leo/trigono y sesquicuadratura crecientes, virgo/quincuncio creciente, libra/la oposición creciente).

A los aspectos mayores para entenderlos mejor les podemos relacionar con un planeta:

Conjunción: sol, marte
Cuadratura: marte
La Oposición y el Quincuncio: saturno
Trigono: jupiter
Sextil: venus

Cuando existen muchas conjunciones y cuadraturas en un horóscopo la persona es muy activa o se ve obligada, por sus circunstancias, a actuar. En general pueden ser personas impacientes, tensas o parece que viviesen en una crisis constante (esto último ocurre mas con la cuadratura). Su conflicto interno se manifiesta en el exterior y suelen tener conflictos con otras personas. Podrían ser incluso agresivas, personas destructivas o autodestructivas pero en muchas ocasiones también son personas constructivas (marte).
Los grandes lideres suelen tener cartas donde abundan las conjunciones y/o las cuadraturas. Las personas solares (con conjunciones) brillan y las marcianas (con cuadraturas) luchan, persiguen objetivos, actúan y tienen  la energia para ello. La persona está sometida a alta tensión y debe encontrar la forma de darle salida o transformarla. Acepta tareas dificiles y está orientada al trabajo. Sin embargo en las relaciones exige demasiado a los demás o muestra poca sensibilidad. Es imprudente o atrevida. Tener muchas cuadraturas u oposiciones en una carta no niegan el éxito pero lo pueden retrasar. Con muchas conjunciones es frecuente ver a un lider, un autónomo o un jefe.

Si faltan conjunciones o cuadraturas la persona es mas pasiva. Puede haber aspectos del 2 y del 3 relacionados con la pasividad y la obstinación de la Emperatriz sentada, el arcano 3 del tarot o de la Papisa sentada, el arcano 2. La persona es muy sensible, sensitiva y a menudo inestable. Les falta impulso o energia interna y esperan las oportunidades de forma pasiva.  Estas personas aparecen en el entorno como personas amables, simpáticas, delicadas o tranquilas. Pero no se fíen demasiado cuando esos planetas haciendo sextil o trigono estén en signos de fuego.

La oposición y el quincuncio exigen ajustes, responsabilidad, madurez, disciplina, aprendizaje. Nos estamos refiriendo a saturno.

Tener varias oposiciones en un horóscopo nos obliga a ser mas responsables porque la tensión interior hace que nos encontremos oposiciones con el exterior, como su nombre indica. Si queremos ser felices esto implica ser mas responsables y esto a su vez implica “reflexionar” sobre nosotros mismos y nuestras elecciones. En una oposición entre planetas pasa lo mismo que entre dos personas. Es decir, siempre se encuentra el factor YO/TU. Si, por ejemplo, tenemos una oposición literal con otra persona porque nos ha hecho daño entonces nuestra “responsabilidad” es  separarnos de ella pero también nuestra responsabilidad es mirar hacia el Yo, aprender, o reflexionar, sobre nosotros mismos en nuestra relación con esa persona. Cuando estabamos con esta persona..  ¿Escuchabamos lo que nos decía?…¿observabamos lo que hacía?..¿fuimos responsables cuando le dimos nuestro corazón, nuestro dinero, nuestro conocimiento, nuestra atención exclusiva… o lo que sea?…Si tenemos alguna oposición entre planetas descubriremos en nuestros conflictos que no fuimos responsables.

Otras veces  la oposición resulta mas dificil porque la tenemos en el propio hogar, en el trabajo, en nuestras relaciones mas intimas y cercanas. Aqui de nuevo la oposición nos obliga a tomar responsabilidad y una decisión: o ellos …o yo mismo…
La oposición entre planetas es como  una balanza y se relaciona con libra y el arcano 8 de la justicia en el tarot. La indecisión no sirve. Lo que sirve es elegir, decidir. Cada uno tendrá finalmente lo que se merece o lo que ha elegido. El refrán “recoges lo que siembras” se ajusta a todo esto.

Cuando faltan oposiciones la persona es mas sensible y toma decisiones o hace elecciones mas rápidamente, o sin tensión interna, aunque en el exterior esto provoque el apocalipsis. Ella quiere sentirse bien y eso es lo único que importa. Esto es algo que tienen que aprender las personas con varias cuadraturas u oposiciones: lo importante es estar bien y sentirse bien aunque eso mismo moleste a veces a los demás.
Con varios quincuncios se hace  necesario hacer ajustes y tomar decisiones porque los planetas involucrados en el aspecto están en signos antagónicos. El aspecto de quincuncio, sin embargo, otorga una mente mas mutable, mas adaptable (se relaciona con virgo). Aparece en personas inteligentes que intercambian ideas, se comunican o ven las multiples posibilidades en los acontecimientos. El problema con los quincuncios reside en tener posibles enfermedades causadas por la necesidad de ajustes y el desorden mental o emocional. Cuando le faltan quincuncios a una persona discutir con ella se hace dificil puesto que solo ve las dos caras de un problema, como dicen los Huber en su libro “Astrologia de la figura de aspectos”. El pensamiento en terminos de “o…o…” (blanco o negro, conmigo o contra mi) dificulta la comunicación y el intercambio de ideas.

Los trigonos y los sextiles son esos aspectos entre planetas conocidos por las bendiciones que nos otorgan, las oportunidades, la suerte, las facilidades que nos ofrecen para conseguir cosas y objetivos…etc..

Sin embargo todo no es tan bonito. Una persona con exceso de trigonos y sextiles puede ser comodona y perezosa y prefiere esperar a que le lleguen las cosas. Hay mucha sustancia disponible pero muy poca energia para emplearla. No quiere esforzarse ni gastar sus energias. A veces son personas que parecen cansadas o sin energia y siempre te pueden decir que lo que mas desean es estar tirados en el sofá viendo la television o disfrutando de unas vacaciones, de una buena comida…etc..Como tienen poca energía se buscan a otras personas que estén dispuestas a hacerles el trabajo. Y se ganan a la gente con su amabilidad, su educación, su encanto, su victimismo o su simpatía. Y lo consiguen. Algunos parecen auténticos parásitos. Normalmente encuentran a las personas que les hacen el trabajo o les solucionan la vida. Se sienten felices porque interiormente saben que siempre tienen y consiguen lo que necesitan. Encuentran la paz en si mismos y normalmente no tienen que esforzarse en pelear para conseguir cambios u objetivos.
Cuando la falta de impulso interno es grande y su vida se vuelve demasiado rutinaria, facil o predecible el exceso de sextiles o trigonos puede conducirles a la depresión y su búsqueda del placer a tener  enfermedades como la diabetes, la hipertensión o el sobrepeso.

Cuando faltan trigonos y sextiles en un horóscopo la persona no puede relajarse, está siempre alta de revoluciones o va a mil por hora. Aparece como intranquila y emplea todas sus fuerzas hasta el agotamiento. Muchas veces se puede quejar de que la mala suerte se ha empleado con ella en su vida. Las tensiones con el entorno son notables y puede carecer de tacto y encanto. Una persona con estas características recordemos que tendrá visiblemente muchas cuadraturas u oposiciones.