Astrología y Predicciones

Por Ángel Miñambres

Mes: julio 2015

LA CARTA DE UN ESQUIZOFRENICO

El siguiente artículo fue escrito por el astrólogo y terapeuta Jose Ignacio Marina. El artículo explica los principales rasgos evidentes en una carta natal de alguien que sufre un trastorno mental como la esquizofrenia.
He visto conveniente resaltar alguna cuestión de este artículo que me ha parecido interesante y que no se tuvo en cuenta en su estudio y, dado el interés que suscita este tema a muchas personas, me he propuesto señalarlo.
J, así llamaremos a este paciente, ha tenido problemas de conducta acusados, paranoias y ha cometido actos vandálicos, lo cual le ha llevado a visitar reformatorios. Cumple actualmente condena en un psiquiátrico por intento de homicidio.
Pues bien, las personas con esquizofrenia perciben la realidad de una forma diferente a la común, y viven en un mundo distorsionado por alucinaciones y delirios.
La confusión, el profundo miedo, la falta de consciencia de sus actos, el desorden de sus pensamientos, el retraimiento social, la insensibilidad emocional, la desbordante imaginación, etc. son síntomas que puede tener un esquizofrénico, en mayor o menor medida.
Las relaciones afectivas pueden ser desequilibradas, pueden tener un fuerte rechazo a la madre o al padre, y una idealización y apego al otro progenitor.
Empezaré por las cosas que yo considero muy importantes y a tener en cuenta sobre todo:

esquizofrenico(27)

Este gráfico ha sido elaborado con el sistema de casas de Placidus, un sistema de casas que yo uso normalmente pero que es diferente al que usan otros astrólogos como Jose Ignacio, de la escuela Huber.

Lo primero que llama la atención de esta persona es su neptuno en Casa 1 y el haber nacido durante la luna en fase menguante muy cerca de estar en luna nueva. Esto ya implica cierta inconsciencia y un viaje probable hacia la oscuridad y el caos porque saturno esta mal situado (recordemos que el estado de saturno es importante cuando la luna esta menguante). Saturno está en debilidad, en exilio en el signo de leo y  junto a venus forma aspectos con urano, neptuno y plutón, los 3 mosqueteros.El número de destino de este hombre es un 27 (1977+12+9=1998=27), o lo que es lo mismo, un número 9 “impuro” (2+7).
El número 27 como el 9 hace referencia a  neptuno y saturno, el ermitaño del tarot. Pero en concreto, un número 7 con un 2 lunar detrás  hace referencia a que la persona use en su destino la luz mental (la consciencia), representada en un farol que lleva el ermitaño (9).

 

 

 EL SIGNO DEBIL y que domina inconscientemente a esta persona para mi es fundamental. Se trata del signo Acuario como también comenta Jose Ignacio porque “J” solo tiene a plutón en signos de aire y sus planetas en signos fijos solamente suman 3 puntos. El signo de aire fijo es acuario. Esto le hace ser inconscientemente rebelde y transgresor. J tenderá a ser imprevisible y a saltar todo tipo de normas. No quiere sentirse controlado. Esto hace que el trato con él no sea fácil. Si lo que precisamente necesita es límites, Urano aquí se rebela ya que no soporta que haya algo que impida su libertad absoluta. El tomar conciencia de esto le deberá ayudar, y ver que la rebeldía extrema no le lleva a nada. Ser una persona imprevisible, obstinada, rebelde, algo anarquico y extremista en sus ideas le lleva al caos. Acuario esta en su casa 3. Precisamente dos de los planetas que se encuentran en signos fijos son urano y saturno, los dos planetas regentes del signo acuario. El mayor porcentaje de personas con trastornos mentales o de cualquier otra indole son aquellas con el signo de geminis (dual), libra (la balanza) ó el signo de acuario “debiles” en su horoscopo. El signo debil suele sacar a flote las peores caracteristicas del signo. Un signo geminis o libra “debiles” podrían sacar dos platillos o “caras” muy distintas. El signo de acuario tambien se caracteriza por su índole extremista, rebelde o fanática. El arcano 22 o cero del tarot es el arcano mayor de “El Loco” y se refiere precisamente al signo de acuario y a su planeta regente Urano. La otra cara opuesta del loco es una persona “sabia” pero ésta suele aparecer con signo dominante geminis o acuario, no debil y si una persona sabia aparece con signo debil acuario entonces es probable que tambien tenga otra faceta de loco pronunciada.
Aqui se observan 3 importantes conjunciones (luna/mercurio, venus/saturno y marte/jupiter). Las conjunciones y trigonos tienen analogía con el elemento fuego y sus signos. En las conjunciones entre planetas se condensa una fuerte energía. Esto significa que la energía está volcada hacia el exterior principalmente. Hay un canal muy abierto hacia fuera, y hay poco acceso al interior. Esto ya implica un problema o desequilibrio.
¿Qué consciencia tiene J de lo que le está pasando interiormente? ¿Se para a ver qué cosas le mueven, qué cosas le gustan, qué cosas quiere? ¿Reflexiona J acerca de sus sentimientos? Parece que aquí tiene grandes dificultades.
 Una conducta “ariana” como resultado de haber conjunciones (relacionadas con el 0º de aries) pone mas su atención hacia el mundo externo al que inmediatamente reacciona y activa una respuesta. Desea dominar o hacer las cosas a su modo.
No hay tiempo para la parada, para la meditación. Esto no contradice el aislamiento típico de Neptuno en casa 1 de meterse en su mundo o nube.
Veamos lo que menciona Jose Ignacio Marina en su articulo:
Leyendo libros clásicos de Astrología, uno podría pensar que, con tantos trígonos y sextiles (aspectos azules de ángulos 120º y 60º considerados “benéficos” o “armónicos”), esta persona es feliz y no debe de tener problemas en el vivir.
Pero examinando más detenidamente la Carta Natal, encontramos detalles importantes que pueden traducirse en dificultades en el natural desarrollo de la psique, de la conciencia, de las cualidades de inteligencia, amor y energía.
Rasgos astrológicos como el exceso de presencia de energía neptuniana (Neptuno en Casa 1), la falta de un fuerte Saturno (casi aislado), mayoría de planetas en zona extrovertida de las casas, Sol casi inaspectado, y otros detalles, hacen imaginar una carta difícil en su conjunto.
La Carta Natal de J no tiene ningún planeta en los signos de Aire: Géminis, Libra y Acuario. Sólo Plutón está en Libra, planeta que no cuenta en el balance pues Plutón es generacional y no crea identificación en la conciencia.
El elemento Aire es la energía de los vínculos, de las relaciones sociales, de la actividad mental e intelectual. Vemos, pues, que J tiene un importante desequilibrio con respecto a las relaciones con el exterior y el pensamiento. No siente la necesidad de relacionarse con el mundo.
Para el buen funcionamiento de la personalidad, se requiere de límites, de presencia de borde, de una consciencia clara de la diferencia entre dentro y fuera, entre exterior e interior, entre Tú y Yo.
El IC está en Piscis, y la Luna hace cuadratura con Neptuno. El regente de Piscis es Neptuno. Neptuno es indefinición por naturaleza, con lo que si no hay otras funciones presentes, conlleva a la confusión.
El IC habla de nuestra base afectiva. Piscis en la Casa 4 indica una falta de claridad en el entorno familiar.
Efectivamente, su padre era alcohólico y maltrataba a su madre… Esto hace que pensemos que J carece de estabilidad emocional.
Saturno:
En paralelo, el planeta que puede compensar el exceso de Neptuno es Saturno. Saturno nos enraiza a la Tierra y nos hace ser mas conscientes y responsables. ¿Cómo está Saturno en la Carta Natal de J?
Saturno está prácticamente inaspectado. J no tiene fácilmente al alcance a Saturno, el planeta que crea bordes, crea límites, construye un “hasta aquí esto, y desde aquí esto otro”.
Saturno sólo tiene una débil conjunción con Venus. Es justo en las relaciones (Venus) donde J podría sentir las limitaciones de Saturno. Pero justamente por ausencia del elemento Aire, Venus no está favorecido, y quedará con poco espacio para experimentarse.
El arte, la belleza, las expresiones creativas desde el Yo (Venus en Leo), el colaborar con alguien para hacer algo juntos, etc. será algo a estimular para compensar un poco la balanza hacia la seguridad tangible de Saturno, frente a la indefinición de Neptuno.
Exceso de energía expansiva:
El AC Sagitario, la Casa 9 tan ocupada, y el Júpiter en cúspide con Marte indican abundante energía de expansión. Esto no invita a la contracción o parada (Saturno), sino al entusiasmo, a la extroversión y, sobre todo, al agrandarse y a exagerar toda acción.
Júpiter enfatiza lo dicho anteriormente acerca de la falta de definición ¡No hay límites! Esto, insisto, produce una perturbación en la mente —dada su necesidad de concreción—, y en la psique, dada su necesidad de estabilidad.
Tensión Piscis/Virgo:
Por otra parte, Virgo, Sol y Mercurio en Virgo piden orden, ¡justo lo que le falta! Es decir, la tensión del eje Virgo-Piscis está descompensada por el lado de Piscis, con lo que hay un desbordamiento energético difícil de controlar y manejar.
Síntesis:
J sufre un desequilibrio acentuado, una falta de conciencia de límites, una desorganización psíquica, un desbordamiento de la fantasía e imaginación que le hace sentir que “todo es posible”. Es difícil desarrollar la diferenciación.
Y esto está arraigado a un profundo nivel emocional ya que se vivió desde la infancia, lo cual ha afectado a la mente, a la forma de pensar.
Habría que resituar a Neptuno y “bajarlo” a Tierra, mientras Saturno va adquiriendo mayor forma. Es importante que J se de cuenta de que cualquier acción exagerada no consigue ningún resultado.
Y a su vez, hacerle ver el bien de las costumbres, de las rutinas (signo Virgo), tanto en cuanto producen estabilidad y seguridad.
Este apartado explica ya ciertos rasgos de su esquizofrenia.
Uniéndolo con lo dicho acerca de exceso de Neptuno en detrimento de Saturno, apenas hay límite entre el exterior y el interior. Hay una ausencia en la definición del Yo, de su cuerpo. Hay poca conciencia de su experiencia como individuo particular.
J absorbe mucho del entorno y le entran muchas cosas, no sabe ponerle freno. J es una persona muy permeable, muy sensible, de tal forma que todo lo que sucede en el exterior le afecta, le influye, le condiciona, aunque no se de cuenta, aunque no sea consciente; le cuesta controlarlo.
El Sol está también suelto, apenas tiene un semisextil con Venus. El Sol es el director de orquesta de la carta, es el órgano capaz de organizar la estructura de la personalidad.
Si el Sol está ausente, hay dificultades para coordinar el Yo como unidad. Cuesta tener un dominio sobre sí mismo, no es fácil tener autoconciencia o conocimiento de sí mismo.
En definitiva, J necesita desarrollar la capacidad de conectar con su interior, sus pensamientos, sus sentimientos. Es un mirarse, verse, descubrirse, tomar conciencia.
La polaridad neptuniana es clara en esta Carta Natal: Neptuno en la Casa 1, IC en Piscis, y cuadratura entre Neptuno y la Luna/Mercurio. Entender este rasgo astrológico es esencial para comprender su enfermedad.
Neptuno en exceso lleva a una falta de contacto con la realidad. J no tiene los pies en el suelo. J tiende a proyectar hacia fuera sus imágenes, y fantasea cosas que no se corresponden con la realidad. El diagnóstico de trastorno esquizoafectivo lo confirma.
Las ideas delirantes, las alucinaciones y, en definitiva, todo lo que sea una distorsión de la realidad, proviene de este núcleo energético.
Miedo esquizofrenia
Por otro lado, en Neptuno reside una enorme sensibilidad:
J registra muchísima información del afuera. Esto es precisamente lo que le desborda y no sabe manejar. No es capaz de poner un límite al exterior (ver también apartado anterior), y todo lo de afuera entra por sus poros confundiéndose con él.
Su pensamiento está lleno de ideas surrealistas, de cosas imposibles que son para él posibles. Tiene un elevado grado de fantasía. Todo lo que sea tocar, sentir, notar con los sentidos físicos que tal cosa es real y tal otra no, es fundamental para su sanación.
J tiene muchas conductas agresivas, principalmente hacia su madre, con la que tiene una enorme rabia y rechazo desde siempre.
El planeta de la agresividad es Marte. Marte se encuentra en el signo de Cáncer, el signo de la madre y de la infancia. Marte está en conjunción con Júpiter, y todo lo que toca Júpiter lo agranda, lo enfatiza, le inyecta mayor energía.
Marte se sitúa en zona cardinal de la casa (es extrovertido, visible desde afuera) y tiene a Urano (la rebeldía encendida ya mencionada) aspectado.
J, al parecer, no quería nacer en el momento que nació (¡a Neptuno le encanta seguir en un ambiente simbiótico!). Su posición era opuesta a la natural, con la cabeza al revés. J fue forzado al nacer, y le hicieron maniobras invasivas en el parto, saliendo finalmente muy amoratado.
Este parto complicado queda reflejado en Marte en el signo Cáncer. J asocia su madre a lucha, a conflicto, y por eso se pone agresivo con ella. Para él, su madre es la culpable de sus conflictos.
J tiene presente la marca de Marte en Cáncer, de la agresión. La guerra con lo afectivo es lo conocido para él; de alguna forma, pelear con la madre le da seguridad, pues es el estado conocido, lo que vivió.
Escorpio en la Casa 12 habla de que el inconsciente está enganchado al conflicto. La Casa 8 (donde está Marte), además, es la casa de Escorpio.
J vive la vida como lucha, y lo que necesita aprender es que, superada la lucha, la vida es alegría, es confianza, es entusiasmo, es flujo en donde no hay nada que temer (Ascendente en Sagitario).
Las agresiones, homicidios, etc. son las exageraciones continuas por la abundancia de Sagitario (el AC que actúa de forma inconsciente), la falta de Saturno (no hay límites), y la imaginación desbordante de Neptuno.
El daño hacia cosas y personas es expresión de su profundo dolor interior, pero también es muy posible que refleje la agresividad del entorno, la cual absorbe por su enorme sensibilidad.

Retraso mental

J tiene un retraso mental de un alto porcentaje. Y es que J tiene dificultades para contactar con la realidad, por un lado, y dificultades para contactar con su interior, por otro.
J, adicionalmente, no distingue entre ambos ámbitos al no crear una delimitación clara. Todo ello queda expresado en el presente Informe.
Sólo es posible aprender, y desarrollar nuestro potencial a través de las experiencias. Y las experiencias requieren contacto interior/exterior.
En J estos dos campos (exterior e interior) están muy distanciados, con lo que no es fácil la experiencia, y entonces no se desarrollan las cualidades de inteligencia, amor y afectividad.
La abundancia de aspectos blandos y de conjunciones (no hay oposiciones, y sólo una cuadratura) le hace introducirse en situaciones sin tener clara conciencia de ello. Falta tensión necesaria (aspectos duros) para el desarrollo, para que J sienta la motivación de “tengo que resolver algo” y ponerse en acción.
La timidez e introversión que vivía de pequeño J, tiene que ver con Neptuno, el cual (y más con cuadratura a la Luna), tiende a aislarse, y a dejar de tener contacto con el entorno, con la realidad tangible y próxima. Si añadimos la falta del elemento Aire vemos su no preocupación por relacionarse con los demás.
J ha estado internado en el psiquiátrico, justo cuando Urano, Saturno y Neptuno hacían oposición a la conjunción Marte/Júpiter. En ese momento emerge con fuerza su agresividad, su raíz conflictiva emocional. Esto desata su esquizofrenia y es internado pues no hay forma de controlarle

ANGEL MIÑAMBRES

LA FASE CRECIENTE Y MENGUANTE DE LA LUNA

Es interesante conocer bien el principal ciclo de todos, el ciclo de la luna.

La luna es considerada el planeta más rápido, recorre 90º de una circunferencia u horóscopo aproximadamente cada semana, es decir, recorre cada 7 dias unos 3 signos zodiacales y todos los signos del zodiaco aproximadamente en un mes.

Cada mes la luna pasa por 4 fases definidas que todos conocemos: luna nueva, luna creciente, luna llena y luna menguante.

La luna en su ciclo completo  forma 2 fases de mucha relevancia para la Astrología: la fase creciente y la fase menguante.


Gracias a estas dos fases principales de la luna, la fase creciente y la fase menguante, podemos conocer mucho mejor los aspectos que se forman entre los demás planetas.
Por ejemplo, todos los astrologos sabemos que entre dos planetas, uno rápido y otro más lento, se forma un aspecto tenso llamado cuadratura a los 90º de distancia. Sin embargo, para la interpretación es muy importante saber si ambos planetas estan formando una cuadratura creciente (relacionada con 0º cancer, el planeta rapido se dirige a la oposición con el lento) o si estan formando una cuadratura menguante (relacionada con 0º capricornio, el planeta rápido ya hizo oposición con el planeta lento y se dirige a la conjunción con el).
Toda cuadratura entre planetas implica “tensión” pero es necesario conocer si la cuadratura es creciente o menguante porque tendremos matices diferentes en la interpretación. Lo mismo ocurre con el resto de aspectos que forman los planetas. Es importante mirar si son crecientes o menguantes.

También me resulta importante conocer en cual de las dos fases principales de la luna nació una persona. Yo siempre dije que hay dos tipos de personas, los que se comportan en su mayoria como niños o los que se comportan en su mayoria como viejos o padres pero la clave para ser feliz es llegar al equilibrio de ambos polos y ser adulto (sol).
Basicamente se puede decir que naciendo en:

Luna nueva o creciente = tendencia a la niñez y soñar, subjetividad, diversión, inconsciencia, inmadurez. Aunque una luna en virgo o en Capricornio rebajaria esta tendencia, bajo esta fase el objetivo será alcanzar los valores de luna llena o menguante (Saturno).

Luna llena o menguante= tendencia a la madurez, objetividad, seriedad, responsabilidad, disciplina, consciencia, plenitud. Sin embargo, una luna en signos como Cancer, leo o Aries puede disminuir estos atributos. El objetivo para estas personas sera alcanzar los valores perdidos, pero positivos, de la luna creciente.

Las dos fases de la luna:

LUNA EN FASE CRECIENTE (de luna nueva a luna llena):


Las personas que nacen en esta fase tienen a un niño interno que podría dominar peligrosamente la primera parte de la vida o incluso la segunda si van dormidas por la vida (el punto de partida poco antes de nacer o justo en el nacimiento fue la luna nueva). Cuanto mas cerca se encuentre la luna del sol (luna nueva) mayor será la subjetividad, la inconsciencia o la inmadurez. Son personas que se encaminan en la vida hacia la independencia, la madurez, el brillo y la responsabilidad plena (saturno/luna llena)  abandonando, poco a poco, inmadurez en sus decisiones, miedos, inseguridad, desconfianza, comportamientos infantiles, inconsciencia, dependencias o hábitos perjudiciales (luna). Son las personas que andan por la vida como en un tunel hacia la luz o madurez (luna llena).  
El objetivo en esta fase sera hacer consciente y cambiar  las caracteristicas negativas que pudiera tener el niño interno (luna) que  reclama atencion y seguridad.
Normalmente estas personas en su interior arden de curiosidad como niños y en su versión positiva buscan aprender, mejorar y  luchan por  metas u objetivos (saturno). Los mas ambiciosos no hacen ésto exclusivamente en el terreno profesional sino también en otros ámbitos, el personal y/o espiritual.  Digamos que la meta principal en la vida de estas personas (hacia la luna llena hipotética) será aprender y tomar consciencia o luz mental sobre quienes son, lo que les sucede y porqué les sucede.
Habiendo nacido en esta fase creciente la idea es dejar de ser un niño en su totalidad (luna nueva) para ser alguien completo y pleno, un adulto (luna llena). En esta fase lunar nos encontramos a muchas personas que anduvieron perdidas o soñando como niños durante la primera parte de su vida, con las correspondientes consecuencias.
Si fueron “victimas” en una infancia o adolescencia dificil, un error común será “seguir quejándose como niños sin actuar”.
Quizas otras personas nacidas con luna creciente hicieron graves locuras siendo jovenes, pero algo general y muy común es que el tiempo les hace “crecer” y mejorar, no se rinden y muchos mejoran su estado como el buen vino.
Como nacer con luna creciente, una dignidad accidental, no es el indicador único para tener un final feliz siempre vemos algunas excepciones:

El expresidente de los EE.UU John Kennedy, el terrorista Bin Laden o la famosa niña judia Ana Frank nacieron con luna creciente y les mataron. A pesar de ello su fama creció después de su muerte. La diferencia hubiera sido  “menguar” en vida.

Este es el horoscopo con luna creciente de la cantante fallecida Amy Winehouse, famosa por sus contactos con las drogas y el alcohol y muerta precisamente durante su ciclo de la luna a los 27 años de edad. Parece que unicamente creció en el terreno profesional, luna creciente en capricornio. Vemos que la conjunción entre planetas es el aspecto mas destacado y observamos 5 parejas de planetas. La conjunción nos remite al signo de Aries, en mi opinión era como una niña que eligió un mal juguete. Parece ser que cuando estaba logrando dejar las drogas, a causa de la abstinencia, un colapso acabó con su vida. Plutón, unico planeta en signos de aire, tuvo un papel relevante en su vida (el poder y la autodestrucción).

Otro ejemplo “raro” con luna creciente de un niño que parece menguar y no es capaz de dejar su juguete tóxico es el famoso cantante pop George Michael.

 

GEORGE MICHAEL-23 (5)

 

Su niño interno (luna en leo) está dolido y es destructivo con esos malos aspectos. La rigidez y un orgullo infantil pueden ser sus enemigos. Con el sol en cancer el regente solar es la luna y la luna en leo no le pone las cosas fáciles. Su signo debil mas notable es cancer  con dos planetas unicamente en cualidad cardinal y en elemento agua. Desarrolla al niño (luna/cancer) autodestructivo.
La última noticia que tengo es su ingreso en un centro de desintoxicación a sus 52 años y lo hace en su ciclo de saturno. Es un caso raro de menguar en vida naciendo con luna creciente.. Aunque es una persona que nunca ha dejado de brillar.

Una luna creciente en malas condiciones y con el sol en signo de agua o de fuego podría mostrar el típico comportamiento del niño quejica o agarrado a un “juguete” que le cuesta soltar (una sustancia, una persona, el sexo, un ideal..etc). La clave está en nutrirse (luna) de ideas, personas o actos mas constructivos.

La actriz nacida con luna creciente Naomi Watts tras varios intentos fallidos como actriz alcanzó la fama con la pelicula Muholland Drive. Su amiga Nicole Kidman le dijo que solo necesitaba una pelicula buena y asi fue.
Esto es un ejemplo de lo positivo que puede ser en las personas con luna creciente usar los valores de saturno (esfuerzo y responsabilidad) dejando atras la luna nueva (queja o apatía).



Ejemplos de crecimiento en su carrera son los cantantes Ricky Martin y David Bisbal.
La famosa actriz y cantante Madonna se presentó en Nueva York con 19 años y  35 dolares en el bolsillo para cumplir su sueño y lo consiguió. Madonna parece ser una mujer que crece y evoluciona sin parar.
Es curioso pero la luna en fase creciente suele encontrarse en  posiciónes destacadas, por ejemplo angular como la tiene Madonna. 

El objetivo, a tener en cuenta, habiendo nacido con luna en fase creciente, consiste en “ser menos luna y ser mas saturno”. Un equilibrio de ambos planetas dará como resultado la felicidad y el Ser Adulto (Sol).

Las personas que nacen en esta fase creciente suelen tener como “signo debil en la carta” muchas veces a signos personales (“Yo”) y relacionados con la infancia (luna) como Aries, tauro, Geminis ó cancer. El signo debil es aquel formado por el elemento y la cualidad mas ausente en la carta y se manifiesta de forma inconsciente como el signo de la luna.
Por ejemplo Madonna tiene 2 signos debiles destacados, libra y cancer porque tiene mas ausencia de planetas en agua, en aire y en la cualidad cardinal.

 

Si se nace con la luna creciente o luna nueva se parte de la idea de que durante el nacimiento o poco tiempo antes de nacer la luna que reinaba era nueva y por tanto estaba oscurecida. Esto indica que se nace con inconsciencia e inmadurez. Por tanto la misión en la vida es “crecer y madurar” a nivel mental o emocional. El camino de la vida para estas personas es hacia la plenitud y el brillo de la luna llena. La luna llena es el simbolo o la imagen de madurez. Hay que  tomar conciencia de uno mismo, conocerse, ser disciplinado y responsable en la vida y dejar pautas infantiles o conductas oscuras y destructivas que perjudiquen a estas personas.

La luna llena y brillante que sueñan “algunos” puede ser el premio real para las personas nacidas con luna nueva o creciente si desarrollan valores como la constancia, disciplina, madurez, responsabilidad…etc (saturno).

 
 

LUNA EN FASE MENGUANTE (desde luna llena a luna nueva):

 

Las personas que nacen durante esta fase de la luna son personas que parecen tener “un padre o un viejo interno”  (saturno). El punto de partida poco antes de nacer o durante el nacimiento fue la luna llena en el cielo. El punto de llegada o final que necesitan es una positiva luna nueva (la niñez perdida que debe recuperarse positivamente).

Si en las personas con luna creciente destacaba la conducta lunar y, en el peor de los casos había personas parecidas a niños irresponsables (el punto de partida es la luna nueva), en las personas con la luna en fase menguante ocurre lo contrario y por lo general gobierna la conducta de saturno, una conducta parecida a la de un padre, para bien o mal.

Lo normal y positivo es que las personas nacidas en luna llena o menguante sean personas medianamente responsables y exigentes consigo mismas y/o con otras personas de su entorno.
Muchas veces desde jóvenes ya parecen mas adultos de lo que son en realidad.  Buscan metas, el éxito o cumplir su sueño, quizás desean pronto en la vida su casa propia, un trabajo, una pareja, la independencia en general y/o la solución rápida a sus problemas inmediatos. En esta fase lunar nacen personas que pueden ser excelentes maestros, expertos o consejeros (saturno) y muchas personas se sienten atraídas a ellos por su aparente seriedad o las cosas que aportan.
Dos ejemplos sobresalientes son la actriz americana Meryl Streep, ganadora de 3 Oscars, o el famoso director de Hollywood Steven Spielberg.

La otra cara de saturno (con luna llena o menguante) es el diablo. En el peor de los casos, las personas que nacieron bajo la luna llena, como Francisco Franco, o en la fase lunar menguante podrían tener características “dictatoriales” (como Hitler, Pinochet, Vladimir Putin, Nicolas Maduro, Hugo Chavez, Mussolini, Stalin o Gadafi).
Otros dos ejemplos de mujeres tipo “saturno” nacidas con luna menguante son la Canciller alemana Angela Merkel y también la señora Margaret Thatcher que gobernó Inglaterra con el seudónimo de La Dama de Hierro, mas bien de plomo (saturno en cuspide de ascendente).

margaret thatcher (22)

 

Teniendo la luna en fase menguante, el objetivo es ser menos padre  (saturno) y ser mas niño (luna), es decir, sacar al niño interior, divertido, jugueton y despreocupado que llevamos dentro. El equilibrio de luna y saturno dará como resultado un ser Adulto (Sol).

Si se nace en la fase lunar llena o menguante es importante que saturno y el nodo norte tengan buenos aspectos y buena posición por signo y casa. 

Saturno en un horoscopo de luna llena o menguante muchas veces aparece angular o elevado. 
Lo mas grave ocurre cuando las personas de esta fase lunar sacan lo peor de este viejo diablo volviendose autoritarias, pesimistas, intolerantes, rígidas, justicieras o personas frias e insensibles (saturno).
Habra que prestar atencion, habiendo nacido en esta fase lunar, al signo del nodo norte porque si se encuentra en signo de marte o saturno con malos aspectos puede haber problemas.
Muchos nacidos con luna llena o menguante y con un saturno medianamente positivo parece que viniesen a este mundo “con un pan debajo del brazo”. Esto no siempre sucede por su herencia familiar sino, mas bien, por su esfuerzo y un interés personal en ser autosuficientes e independientes. Pronto buscan un objetivo, una profesión y con disciplina suelen lograr lo que se proponen. Esto se refuerza con una luna en tierra. 

Personalmente opino que los nacidos con luna llena o menguante con sus actos (saturno) esconden un deseo inconsciente de afecto, de luna. Parecen buscar el cariño, la aprobación o el reconocimiento de otras personas, de la gente y/o una pareja (luna). Este afecto generalmente parece no existir en el pasado por parte de la madre o ambos padres (en la luna llena, la fase de partida, el sol y la luna estuvieron enfrentados). La infancia muchas veces suele ser fría y/o con carencias afectivas (saturno/luna llena).
Aqui me acuerdo de la famosa cantante Mariah Carey con su infancia un poco triste (luna en escorpio en aspecto con neptuno y plutón), del cantante Prince con su luna en piscis en oposición a plutón o el actor Charles Chaplin tambien con luna en escorpio.



Tambien me acuerdo de la actriz Marilyn Monroe, con saturno en la casa 4 del hogar, con una infancia y adolescencia muy triste.

 Sin embargo, como la luna menguante es una debilidad accidental, por si sola, sigo pensando que en los nacimientos con luna menguante o luna llena es mas común que el niño interno corra el riesgo de perseguir “quimeras”, es decir, objetivos irreales o autodestructivos ó juguetes peligrosos que le hagan “sentirse” bien y le dén placer. De este modo, persiguiendo a la “luna” con aquello que borra por momentos a Saturno (el malestar, la dura realidad y/o las obligaciones cotidianas), sin darse cuenta van “menguando”.

Para ver mejor esto último, aqui van algunos ejemplos de personajes famosos y luchadores nacidos con luna menguante pero perseguidores de quimeras ó autodestructivos:

Marilyn Monroe, Philip Seymour Hoffman, Whitney Houston, Adolf Hitler, Bob Marley, Billie Holiday, Michael Jackson, Jimi Hendrix  o la actriz Lindsay Lohan.

Si muchas personas nacidas bajo la luna menguante no resuelven sus  problemas de la infancia o de falta de cariño el riesgo podría ser la enfermedad propia provocada o tener conductas autodestructivas. 
El camino de la vida se dirige a la luna nueva, relacionada con la espiritualidad y la niñez. A las personas nacidas con luna llena o luna menguante un poco de inmadurez, de conducta infantil y alegre no les viene mal. Si se sobrepasan el riesgo es la oscuridad, la desintegracion o el caos de la luna nueva.

Una persona con trastornos mentales tambien podría encajar con nacer en esta fase lunar menguante porque cualquier acción, ideal o pensamiento destructivo que no se puede controlar les va “menguando” y les lleva al caos, al rechazo social, la soledad y oscuridad (luna nueva).

Otro riesgo en estas personas, a pesar de conseguir logros, podría ser no tener  una meta clara en la vida, jamás sentirse satisfechos o no saber realmente “lo que quieren”.

Los nacidos en luna llena o menguante, deben prestar atencion en no poner demasiado corazón en aquello que les gusta. La posibilidad de caer en adicción o enganchados a personas, sustancias y/o comportamientos autodestructivos es mucho mas frecuente que en las personas nacidas con la luna nueva o creciente.

Por tanto, el riesgo podría ser perseguir objetivos sin sentido, oscuros o irreales (la oscura luna nueva).
Me estoy acordando de personas como el expresidente de EEUU, Bill Clinton, señalado como adicto al sexo, algo que le hizo “menguar”.
También el señor Rato, antiguo ministro de economía español, el ex alcalde de Marbella Julian Muñoz o el marido de la Infanta Cristina en España, Iñaqui Urdangarín.

CARTA DE D. IÑAQUI  URDANGARIN:

 

URDANGARIN-22

 

Estos últimos hombres, parecen no haberse sentido satisfechos con sus logros materiales y en su trayectoria les hemos visto un claro ideal de ambición económica.
Ahora les vemos “menguar” por asuntos judiciales turbios que manchan su imagen y su pasado.. ¿se dirigen hacia la oscuridad de la luna nueva?..

Otras veces lo que “mengua” en estas personas es simplemente su salud fisica y/o mental con el paso del tiempo. Y aqui me acuerdo de la cantante y actriz Carmen Sevilla actualmente con alzheimer o el famoso fisico Albert Einstein que sufrió en sus ultimos años aneurisma o debilitamiento progresivo de aorta. El naturalista inglés Charles Darwin con luna menguante natal también estuvo afectado con los años de una enfermedad crónica intestinal. La actriz Elizabeth Taylor o el actor Charles Chaplin fueron menguando con los años en una silla de ruedas. Otros ejemplos son el gran fisico Stephen Hawking con su enfermedad degenerativa o la famosa actriz Marilyn Monroe que fué mental y emocionalmente en declive.

Las personas que nacen en esta fase lunar llena o menguante muchas veces tienen de signo debil o inconsciente aquel que lleva el sello del “padre” en su planeta regente: Leo (sol),  capricornio (saturno), acuario (saturno) o sagitario (jupiter). Esto ya parece avisar del padre interno que llevan dentro. 
Repito que el signo debil es aquél que surge de juntar el elemento y la cualidad que estan mas ausentes en la carta y se manifiesta inconscientemente como el signo lunar. Sacamos cualidades negativas o la peor conducta de nuestro signo debil.
Yo me atrevo a decir que nacer con esta fase lunar es un poco mas peligroso que nacer con la luna en la fase creciente porque, en estas personas que nacieron con luna en fase llena o menguante, abundan mas los signos debiles transpersonales (escorpio, acuario, piscis) y empezando la vida correctamente (saturno/luna llena) el riesgo puede ser dirigirse hacia la oscuridad (luna nueva).
Por tanto y para resumir, nacer con luna llena o menguante avisa el no perder de vista la consciencia o la responsabilidad que ya se trajeron al nacer.

LLegados a este punto mucha gente puede pensar  algo como…
Los nacidos bajo luna nueva o creciente en la vida suelen empezar mal y terminan bien (luna llena) mientras que los nacidos en luna llena o menguante muchas veces empiezan bien y pueden terminar mal (luna nueva) pero esta regla no es cierta.

La astrología es una buena filosofia, nos avisa que siempre observemos el conjunto de muchos factores, o sea, el bosque y no un sólo árbol. De lo contrario, fracasaremos.

 

 

Creado con WordPress & Tema de Anders Norén